Liga Salteña de Jiu Jitsu Jun Ketsu Ryu

JIU JITSU

ARTE DE FLEXIBILIDAD

 

        El Jiu Jitsu es un Arte Marcial de origen japonés, sus inicios se pierden en el tiempo ante la necesidad del hombre de protegerse ante situaciones hostiles. Su característica principal es utilizar todo el cuerpo como si se tratara de un arma para poder así resolver circunstancias en todo tipo de distancia al contar con técnicas para golpear con pies para distancias largas; tibias, antebrazos, muñecas, puños, formas de mano abierta y dedos para distancias medias; codos, rodillas y cabeza para corta distancia; y si el agresor opta por cerrar totalmente la distancia con proyecciones y derribos. Además de los golpes se pueden utilizar técnicas de control y/o neutralización mediante palancas sobre las articulaciones, estrangulaciones respiratorias o sanguíneas, y controles por retención. Estas técnicas pueden desarrollarse tanto estando de pie, semiarrodillado o tendido en el suelo.

        Otro aspecto fundamental es la utilización de presiones sobre determinados puntos del cuerpo. Párrafo aparte merecen las técnicas de manejo de armas y las defensas contra éstas.

        El conocimiento de la anatomía como así también de los puntos vulnerables del cuerpo son absolutamente necesarios para la aplicación de golpes, presiones, proyecciones o técnicas de control, lo que redunda en el principio de que todo oponente podrá ser neutralizado sin importar tamaño o potencia.

        La utilización de la fuerza del adversario permitirá mediante la flexibilidad someter al oponente con eficacia contundente y de acuerdo a su traducción, Arte de Flexibilidad, sus técnicas deberán ser suaves pero no blandas, y firmes pero no duras.

        Todo esto se complementará con un arduo trabajo físico para fortalecer el cuerpo y sostener correctamente la técnica en su ejecución.

        Pero no valdría de nada semejante sacrificio físico y técnico si la mente y el espíritu no fuesen debidamente forjados. Por lo que el aprendizaje comprenderá también aspectos de filosofía, comportamiento y actitud, historia, idioma, anatomía y estrictas reglas de etiqueta que contribuirán a formar una persona íntegra.

        En resumen el Jiu Jitsu es una filosofía de vida que luego de algunos años dejará ver aspectos que no pueden ser expresados con palabras. Los invito a conocer este apasionante Arte Marcial. 

 

                                                                                      Renshi Adrián Alejandro Costanzo

 

Breve origen de las Artes Marciales

        Con respecto al surgimiento del Jiu Jitsu, prácticamente no existen documentos hasta el siglo XVIII, dada la costumbre de mantener la tradición oral, de Maestro a Discípulo y en estricto secreto, por lo que debemos basarnos en ciertos hechos históricos y relatos o sucesos aislados para tratar de dar luz al origen del Jiu Jitsu.

        De los métodos mas antiguos y organizados, puede contarse al Pancracio, un antiguo sistema de lucha griega utilizado por los macedonios, que comandados por Alejandro Magno conquistaron grandes regiones gracias a la destreza de su ejército en batalla, 300 años antes de Cristo. El Pancracio llega a fusionarse con un arte marcial de combate cuerpo a cuerpo que se practicaba en la India, llamado Kalaripayat, originando con el correr del tiempo, un nuevo sistema de lucha con mayor riqueza técnica y contundencia.

        En el Tibet, los Monjes Budistas, alrededor de 2.500 años Antes de Cristo, desarrollaron una serie de habilidades ante la necesidad de defenderse de los saqueadores que se encontraban en los caminos que recorrían. Las habilidades de éstos monjes fueron evolucionando junto al aporte de la fusión del Pancracio y el Kalaripayat, encontrando luego en China, el punto de origen para diseminarse en Asia. En el Takanogavi, un compilado de textos descubierto en un convento tibetano que narra hechos históricos, ya se relata cómo los dioses Kadori y Kashima empleaban determinadas técnicas para controlar a sus súbditos.

        No cabe dudas que China fue la gran cuna desde donde florecieron las Artes Marciales y que llegadas a diferentes regiones de Asia tomaron características particulares de acuerdo a la geografía, sociedad o patrones físicos de sus guerreros.

 

Surgimiento del Jiu Jitsu en Japón

        Cuando esta corriente arriba a Japón, se fusiona con un sistema de lucha denominado Sumai existente en Yamato. Posteriormente, a este sistema ancestral se lo denominó Sumo, cuyo máximo exponente fue un luchador de nombre Nomi No Sukune, que según se relata en los antiguos documentos religiosos japoneses venció a su oponente mediante técnicas corporales convirtiéndose en el Dios de los Luchadores, de acuerdo al siguiente relato.

        El Nihongi o Crónica Imperial, cuenta que existía un luchador de gran fortaleza llamado Kuyahaya del pueblo de Taima que desafiaba a cuanto luchador llegara a su aldea. Esto llegó a oídos del Emperador Suinin Tenno que estuvo en el trono imperial entre los años 29 A.C. y 70 de nuestra era, el cual organiza un combate entre Kuyahaya y Nomi No Sukune del pueblo de Izumo, también famoso por su gran poder. Ambos al conocer el deseo del Emperador, se presentaron ante él y de inmediato dieron comienzo al combate donde luego de poderosos golpes Nomi No Sukune mata a Kuyahaya. Por consiguiente es el Sumo el auténtico sistema de lucha estructurado precursor del Jiu Jitsu, al tomar del Sumo las técnicas de lucha cuerpo a cuerpo y proyecciones que fueron evolucionando hasta lo que conocemos en la actualidad. Podemos mencionar además como otro de los primeros antecedentes escritos al Densho Chu Shaku, un texto de la Kito Ryu, donde se hace algunas menciones sobre principios fundamentales del Jiu Jitsu,

        Entre los siglos VIII y XVI Japón no estaba unificado, sino que diferentes clanes luchaban entre sí para obtener la supremacía en la isla. Debido a esto, los sistemas de lucha armada se vieron muy desarrollados y refinados, bajo la premisa de que si un Samurai no volvía del campo de batalla, algo había fallado en su entrenamiento. Las técnicas de lucha cuerpo a cuerpo fueron desarrolladas como parte de aquellos sistemas para ser usadas junto con las armas contra oponentes armados y con armaduras.

        La evolución del Jiu Jitsu comienza con las primeras escuelas o Ryu Ha, que se pueden encontrar en el período Heian (794-1185), es decir, siglo VIII al XII, cuando se comenzaron a estudiar las primeras formas técnicas a manos vacías, de defensas contra Katana o sable japonés, y cuando se ponen en práctica las técnicas del Sumo en los campos de batalla. Estas escuelas de enseñanza del Arte de la No Guerra o Bu Jitsu, constituidas para formar a los Bushi o guerreros nobles, pertenecientes a clanes denominados Uji, que durante el período feudal japonés, contaban con expertos maestros para capacitar a sus Bushi con técnicas y tácticas del combate con armas y, cuerpo a cuerpo a manos vacías. Cada Uji se diferenciaba de los otros por su preparación singular, y el secreto era la garantía de que las técnicas aprendidas en la Ryu Ha podían ser utilizadas con éxito y contundencia por lo sorpresivas, en el momento oportuno, y su desconocimiento por parte de los guerreros de los otros clanes daba una opción mucho más fácil de alcanzar la victoria. A partir del siglo XI muchas Ryu Ha comenzaron a estudiar los puntos vitales del cuerpo humano y su aplicación a mano vacía.

        Un gran aporte al refinamiento técnico del Jiu Jitsu se produjo en el siglo XVI con Chin Gen Pin, de origen chino, que poseía amplios conocimientos acerca de cierto tipo de técnicas que tenían como objetivo matar o herir al adversario. Luego viajó a Japón y enseño su método a tres guerreros Samurai, Fukuno Masakatsu, Inogai Jirozaemon y Miura Yoshitatsu, a quienes les estaba prohibido llevar armas. Estos desarrollaron dichas técnicas hasta un alto grado de perfección fundando Fukuno la Fukuno Ryu y Kito Ryu, Miura la Miura Ryu y se desconoce si Inogai inicia alguna escuela.

        A las primeras técnicas de control por proyección, estrangulación o palanca, se le sumaron los atemi, que permitían dejar fuera de combate o incluso matar al adversario aplicándoselos en sus partes vitales. Uno de los Samurai mas famosos por el uso de los atemi fue el Maestro de Jiu Jitsu llamado Okayama Hochiroji.

        También existe la versión que menciona a un médico de Nagasaki llamado Akijama Shirobei Yoshitoki, quien, mientras vivió en China, estudió el arte del combate sin armas, pero observó que la aplicación de estas técnicas exigía una gran fuerza física. Una vez en Japón, y mientras se encontraba meditando, observó durante una tormenta cómo las fuertes ramas del cerezo se rompían bajo la fuerza del viento, en tanto que las delgadas y flexibles ramas del sauce se doblaban y cedían, pero no se quebraban. Según los manuscritos, se recluyó durante cien días en el Templo de Tennago, en Tsukushi, donde basándose en sus conocimientos de anatomía y psicología, concibió un método de combate basado en la idea de que el más débil pudiese vencer al más fuerte, utilizando para sí toda la fuerza de éste último. Después de esto, Yoshitoki fundó una escuela que se llamó Yoshin Ryu o Escuela del Corazón de Sauce bajo el concepto de Ju Yoku Go que significa, lo suave conquista a lo duro.

        A partir de la fundación de esta escuela se abrieron muchas otras, adoptando normalmente un nombre diferente a sus métodos, los cuales tenían numerosos principios básicos entre sí.

        Puede citarse como el primer estilo de Jiu Jitsu formalmente reconocido el creado por Takenouchi Hisamori en 1532 y entre otros, algunos de los métodos mas importante fueron: Yawara Jitsu, Hurese Ki Jitsu, Tai Jitsu, Shinobi Jitsu, Koshi Warare Jitsu, Wo Jitsu, Hakushi Jitsu, Gosoke Jitsu, Gusoku Jitsu, Kiai Jitsu, Chikara Kurabe, Koshi Mawari, Koshi No Mawari, Shinnako Jitsu, Wa Jitsu y Aiki Bu Jitsu. Y sus escuelas: Hakko Ryu, Sikishin Ryu, Takenouchi Ryu, Sekigushi Ryu, Shiten Ryu, Shibu Kawa Ryu, Kyushin Ryu, Miura Ryu, Fusen Ryu, Sekifuchi Ryu, Sosui Shi Ryu, Tenshin Shinto Ryu, Kito Ryu y Dayto Ryu, siendo estas tres últimas las más conocidas, por haber formado a famosos maestros.

        Todas estas Ryu Ha desarrollaron exclusivamente métodos de lucha cuerpo a cuerpo sin armas, que constituyeron un gran sistema de lucha conocido genéricamente desde el siglo XVII con el nombre de  Jiu Jitsu.

        No debemos olvidar que durante la época feudal japonesa, los Bushi tenían el derecho y la obligación de ser diestros con la espada, Ken Jitsu, en el combate cuerpo a cuerpo sin armas Tai Jitsu, y además, en técnicas con bastón corto, Tanbo Jitsu, con puñal, Tanto Jitsu, tiro con Arco, Kyu Jitsu, entre otras Artes para poder defender a su Señor, Daimyo, ante una situación de agresión de otro Señor con su ejército.

        A comienzos del siglo XVII, se inicia el esplendor del Jiu Jitsu, tras concluir una larga etapa de guerras continuas entre feudos, con la unificación del Japón impulsada durante el período Edo del Shogun Tokugawa Yeyasu (1603). Este período se caracterizó por la estabilidad política, económica y social, donde proliferaron diferentes Ryu Ha, fomentadas por el propio Gobierno del Shogunato, al otorgarles subsidios a aquellos maestros que se dedicaran a la enseñanza y volcaran toda su experiencia para la formación de los guerreros o Bushi. Así se desarrollaron centenares de escuelas de Jiu Jitsu, que evolucionaron técnica y filosóficamente, y se perfeccionaron al máximo y en absoluto secreto entre ellas. 
        En este contexto sociopolítico surge el Código de Conducta del guerrero japonés, conocido con el nombre de Bushido que significa el camino de caballero militar, este Código propició la estructuración y difusión, de otras escuelas dedicadas a otras artes de la guerra.

        Con la apertura de Japón a Occidente, la época de esplendor del Jiu Jitsu se vio opacada. No solamente se fueron abandonando los métodos, sino que se llegó incluso a recomendar a los estudiantes su olvido, para así imitar mejor las costumbres occidentales.

        Fue recién en el siglo XIX cuando se revivieron estas técnicas, gracias al doctor Erwin Otto Eduard von Bälz, profesor de medicina en la universidad de Tokio. Sus alumnos lo admiraban por ser un profesor de origen europeo, y lo siguieron en el ejemplo. De esta manera, el Jiu Jitsu adquirió de nuevo su prestigio.

        A comienzos del siglo XX, 1906 en la ciudad de Kyoto, Japón, tiene lugar un importante evento nacional que hizo revivir el arte de los Samurai, es el Primer Congreso Nacional de Maestros de Escuelas de Jiu Jitsu y Bu Jitsu para consolidar la ya constituida asociación Dai Nippon Butoku Kai, que surgió para preservar el Jiu Jitsu y las demás artes del Bu Jitsu. En dicha reunión se estableció el Randori No Kata compuesta por el Nage No Kata y Katame No Kata como Kata oficiales de Jiu Jitsu.

 

 

Sentados, de derecha a izquierda: Hiratsuka Katsuta de Kagawa (Yoshin Ryu); Yano Koji de Kumamoto (Takenouchi Ryu, Kyoshi); Sekiguchi Jushin de Wakayama (Sekiguchi Ryu); Totsuka Eibi de Chiba (Yoshin Ryu, Hanshi); Kano Jigoro de Tokyo (Kodokan Judo, Hanshi); Hoshino Kumon de Kumamoto (Shiten Ryu, Hanshi); Katayama Takayoshi de Kagawa (Yoshin Ryu); Eguchi Yazo de Kumamoto (Kyushin Ryu, Kyoshi); Inazu Masamizu de Kyoto (Miura Ryu).

De pie, de derecha a izquierda: Yamashita Yoshiaki de Tokyo (Kodokan Judo, Kyoshi); Isogai Hajime de Kyoto (Kodokan Judo, Kyoshi); Yokoyama Sakujiro de Tokyo (Kodokan Judo, Kyoshi); Nagaoka Shuichi de Kyoto (Kodokan Judo, Kyoshi); Takano Shikataro de Okayama (Takenouchi Ryu); Tanabe Matauemon de Himeiji (Fusen Ryu, Kyoshi); Imai Kotaro de Okayama (Takenouchi Ryu, Kyoshi); Sato Hoken de Kyoto (Kodokan Judo, Kyoshi); Oshima Hikosaburo de Kagawa (Takenouchi Ryu, Kyoshi); Tsumizu Mokichi de Wakayama (Sekiguchi Ryu); Aoyagi Kihei de Fukuoka (Sosuishitsu Ryu, Kyoshi).